Celdas privadas, puertas abiertas

*Por Alejandra Dandan para Página 12

Las 25 camas destinadas a los detenidos de lesa humanidad en el Hospital Penitenciario Central de Ezeiza cuentan con atención médica de todas las especialidades, enfermería 24 horas, rehabilitación y kinesiología con todo tipo de aparatos, de bicicleta a remo fijo y escalador. La política de puertas abiertas le garantiza a los detenidos el desplazamiento por las áreas centrales, con salitas de usos múltiples y área de servicios con espacios iluminados y muy bien calefaccionados. Quienes están en el Pabellón de detenidos por lesa humanidad de la Unidad 31 de Ezeiza tienen “médico de cabecera”, como ellos mismos lo nombran. Hay un pequeño patio con una huerta con para aderezar sus comidas, heladeras, anafes y dos freezer, obsequiados por Círculos de retirados. En Marcos Paz, además de catorce heladeras, anafes y una pequeña cancha de tenis con piso de cemento para paleteos como la de un viejo hotel, reposeras provistas por las familias, tienen un cuarto con diez computadoras con acceso internet, a la que el llaman el Ciber P.P., por “presos políticos”. Es el modo en el que los represores se nombran a sí mismo y también como el gobierno interno del Servicio Penitenciario Federal menciona a quienes cometieron crímenes durante el terrorismo de Estado.

Seguir leyendo desde → http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-306215-2016-08-07.html

También te podría gustar...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *