Las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas

*Por Sergio Sallustio (integrante de Autodeterminación y Libertad)

La situación económica argentina a finales de 2015 y las presiones de la burguesía nacional e internacional exigían que el gobierno entrante encolumne toda su política detrás de un claro y central objetivo: atraer inversiones extranjeras en forma masiva, y así dinamizar la economía generando crecimiento del PBI y recomposición de la rentabilidad empresaria. Con este marco Macri en todas sus intervenciones de campaña planteó la llegada de una “lluvia de inversiones” que arribarían al instante de la llegada de Cambiemos al gobierno producto de “un shock de confianza” y de sus políticas económicas. Como ya sabemos nada de esto sucedió. Los flujos de inversión internacional en toda economía no se mueven solo por “la confianza”, “las instituciones”, “el clima de negocios” ni los “gobernantes pro-mercado”, sino fundamentalmente por una mejora empírica cualitativa y cuantitativa en las condiciones para explotar a la clase trabajadora y de esa forma obtener ganancias mayores que en otros lugares del mundo i . Todo esto aún más lejos de ocurrir en un mundo plagado de incertidumbre y con flujo de capitales internacionales en franco retroceso de las economías emergentes. En el año 2016 en Argentina, la formación bruta de capital fijo (inversión) cayó un 5,5% ii , y particularmente la inversión extranjera directa cayó casi un 50% iii (comparado con el bajo 2015 en pleno control estricto sobre la salida de dólares y remesas de utilidades, que desincentivaba cualquier proyecto). Estos datos fueron acompañados de un amplio ajuste sobre los salarios y la consecuente merma en el consumo, lo cual desincentivó aún más la inversión empresarial el año pasado. Sin embargo, el camino de la extranjerización de la economía que han alentado todos los gobiernos de nuestro país y que durante los doce años de kirchnerismo alcanzó elevados niveles iv , solo ha representado saqueo y hambre para el pueblo trabajador. En un reciente informe de Tax Justice Network v Argentina se ubica entre uno de los países con mayor evasión impositiva por parte de las multinacionales: U$S 21406 millones de dólares solo en el 2016, representa el doble de lo recaudado por la AFIP por el impuesto especial del (mundialmente histórico) blanqueo de capitales,y más de cuatro veces lo que significaría aumentar el salario docente de todas las provincias al 35% en coincidencia con el reclamo gremial vi . Así, no solo las multinacionales se llevan en concepto de remesa de utilidades más dólares de los que invierten vii de tal manera que el producto del trabajo de nuestro pueblo termina en manos de casas matrices fuera de nuestro país, sino que además impiden satisfacer necesidades básicas del pueblo trabajador, y dejan un territorio saqueado, siendo que la mayor parte de las inversiones extranjeras recientes se han concentrado en el sector extractivo y primario, por ejemplo contaminando el agua con la megaminería a cielo abierto o agotando los suelos con el monocultivo sojero.

El Plan A, y el único… viii

Para lograr el objetivo, ampliamente incumplido hasta el momento siendo que se estima que apenas uno de cada diez dólares que ingresan a nuestro país se destinan a la economía real y se calcula que el 70% de las reservas internacionales responden a deuda externa y capitales golondrina, el gobierno desplegó una serie de políticas económicas que golpean al pueblo trabajador: a) Reducción del déficit fiscal, especialmente sobre los subsidios, reemplazados por brutales aumentos de tarifas sobre la totalidad de los servicios públicos (transporte, agua, luz, gas, etc.), sin afectar un ápice, todo lo contrario, la rentabilidad de las empresas prestatarias de servicios. Mediante la reducción del déficit busca entre otros objetivos mostrar las cuentas ordenadas, capacidad de pago de las deudas contraídas y así reducir los intereses que se aplican a nuestro país por la toma de deuda tanto al sector público como al privado (posible inversor), y dar una señal sobre la reducción de la presión tributaria sobre quienes deseen invertir: si no hay déficit no se crearán nuevos impuestos ni se aumentarán los vigentes, e incluso se podrían reducir. b) Control de la inflación, incluso por sobre el objetivo de crecimiento, utilizando como única herramienta altas tasas de referencia determinadas por el Banco Central, de tal manera de darle previsibilidad al inversor sobre los precios, especialmente sobre el costo de la fuerza de trabajo. c) Despidos en el sector público, y aval sobre despidos en el sector privado, de tal manera de disciplinar a la clase obrera, aumentar el ejército de reserva, presionar sobre las paritarias, modificar convenios colectivos en detrimento de los trabajadores, y mejorar así la rentabilidad de los futuros inversores multinacionales. d) Reducción del salario real, el cuál cayó en promedio un 10% en el 2016, y no se prevén significativos aumentos durante el 2017, con pautas desde el gobierno muy por debajo de la inflación esperada. Así, aumenta la plusvalía de cualquiera que desee invertir en nuestro país.

La alternativa: de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades

La elevada conflictividad social que ha generado este paquete de medidas antipopulares y antiobreras viene generando una resistencia ampliamente manifestada durante marzo y abril de este año con imponentes movilizaciones y un contundente paro nacional, lo cual repele por el momento la llegada de inversiones y hace fracasar al gobierno como se pudo ver en los diferentes “Mini Davos” que organizó para agacharse frente a los inversores, poner en venta nuestro país y rapiñar un puñado de dólares (tal como hiciera Cristina Fernández de Kirchner en diferentes oportunidades en el Consejo de las Américas ix , lo cual demuestra que en cuestiones estructurales y de fondo no hay dos proyectos en pugna, sino el mismo). No hubo ni siquiera grandes anuncios, y los pocos que hubo no se concretaron. Debemos continuar resistiendo el proceso extranjerizador que se intensificó en los ´90, se profundizó en el ciclo kirchnerista e intenta exacerbarse como única salida posible desde la llegada de Macri a la presidencia.

La pelea en las calles por las paritarias sin techo con epicentro en la emotiva y formidable lucha docente; la búsqueda del freno a los despidos con un plan de lucha que dé continuidad al paro del 6 de abril y con la toma por parte de los trabajadores sobre toda planta que despida; los ruidazos y manifestaciones masivas como en agosto de 2016 para frenar las subas de tarifas; reclamar por el no pago de la deuda y por detener el proceso de endeudamiento a gran escala que está llevando adelante el gobierno y que luego se tornará insostenible con amplias consecuencias sobre las condiciones de vida y la conformación de viejos y nuevos buitres; exigir la nacionalización del comercio exterior y de la banca, bajo control obrero, de tal manera de orientar la política de inversión y desarrollo hacia necesidades acuciantes del pueblo, como por ejemplo satisfacer el enorme déficit habitacional x , que por el momento solo parece intentar ser atendido por el gobierno en dirección a la clase media y el gran negocio inmobiliario, dejando de lado la imperiosa necesidad de viviendas populares; por el aumento de los presupuestos en salud, educación y ciencia y tecnología, dado que el dinero está pero es evadido por las grandes multinacionales o es fugado xi por los grandes sectores del poder económico; y lograr una amplia reforma tributaria donde paguen los que más tienen y rompamos con la estructura regresiva que recae sobre el pueblo trabajador.

No hay ninguna posibilidad de crecimiento y desarrollo con los proyectos saqueadores y extranjerizadores que nos han recorrido a lo largo de toda nuestra historia, y que todos los sectores políticos, sean macristas, kirchneristas o massistas, han defendido y lo seguirán haciendo como el único proyecto de país posible. Se torna urgente un programa alternativo con las necesidades del pueblo trabajador como prioridad y no las de los capitales internacionales.



i. Clara demostración de que no alcanza con “la confianza” o de que los inversores no confían en la marcha del gobierno, es que solo apenas un 2% del blanqueo de capitales se destinó a la economía real, y la gran mayoría ni siquiera repatrió los fondos, fueron blanqueados pero quedaron en el exterior. Incluso la AFIP estima que aún quedan poco más de u$s 100 mil millones sin declarar.


ii. INDEC, Informe de avance del nivel de actividad Cuarto trimestre de 2016, http://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/pib_03_17.pdf


iii. INDEC, Balanza de Pagos Cuarto trimestre de 2016, http://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/bal_03_17.pdf


iv. Alfredo Zaiat, Página 12 del 22/03/2014: “durante el kirchnerismo la extranjerización se ha mantenido en niveles muy elevados en volumen de producción…”. https://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-242431-2014-03-22.html


v. http://www.taxjustice.net/2017/03/22/estimating-tax-avoidance-questions/


vi. El Memorando nro. 170 de la Consultora Economía y Regiones, del 07/03/2017, calcula el costo fiscal de satisfacer el reclamo paritario de aumento salarial del 35% a los docentes para el total de las provincias en U$S 4692 millones al año.


vii. Tomando las estadísticas recopiladas por el Banco Mundial, las remesas de utilidades provenientes de IED representan u$s 1,5 por cada dólar ingresado en concepto de IED a nuestro país en el período 1976-2015. http://datos.bancomundial.org/indicador/BX.KLT.DREM.CD.DT


viii. http://www.lanacion.com.ar/2005258-mauricio-macri-en-una-entrevista-en-ingles-no-hay-plan-b


ix. 07/08/2007 https://www.youtube.com/watch?v=3KMz16W84Jg “La candidata presidencial del oficialismo, Cristina Fernández de Kirchner, fortaleció hoy su acercamiento al mundo empresario y a los Estados Unidos, al disertar en la sesión del Council of Americas en esta capital, donde explicó su modelo económico en caso de llegar al gobierno y aseguró que ´Argentina es una oportunidad de Negocios´. Ante un auditorio que tenía sentado en primera fila al embajador estadounidense en Buenos Aires, EarlAntony Wayne, a empresarios, banqueros y sindicalistas, la senadora también respondió elípticamente a las críticas de la Sociedad Rural y reiteró su propuesta de ´modelo de acumulación diversificada´, en el cual ´no existe la falsa antinomia entre industria y el agro´… ´Señores: la Argentina es una oportunidad de negocios, ustedes lo saben´, sintetizó la candidata kirchnerista al terminar su discurso en una sala del exclusivo hotel Alvear, en el barrio de La Recoleta.


x. Se estima que afecta a 3,5 millones de hogares y a más del 25% de la población. http://www.telam.com.ar/notas/201603/138760-deficit-habitacional-argentina.html


xi. Más de u$s 15 mil millones en 2016 y sigue aumentando rápidamente en 2017. http://www.ambito.com/866256-la-fuga-de-capitales-crecio-118-y-alcanzo-los-us-14662-m-en-2016

También te podría gustar...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *